Artículos

Calcetines: Un regalo diferente para el día del padre

Sáb, 02/18/2012 - 13:33 -- admin

¡Regalar calcetines!, nunca se me hubiera ocurrido, sino fuera porque el otro día en televisión  vi a un importante ejecutivo del Fondo Monetario Internacional, el cual al llegar a una mezquita en Arabia Saudí acompañado de la familia real del país, como es preceptivo se descalzó los zapatos y.., ¡oh maldición!, su calcetín estaba horrorosamente decorado con un agujero en su dedo gordo.

Si por lo menos aquel ejecutivo hubiera llevado un calcetín de color o de un tejido agradable,.., pero no, tenía que llevar unos calcetines negros con agujeros y colocados al revés, sólo hubiera faltado que para arreglar la situación le hubieran entregado unos calcetines blancos.

Pero no, uno de los jeques le entregó unos calcetines rojos, de hilo italiano con una levísima línea en los mismos de color oro. Aquel ejecutivo cambió, ya estaba a la altura de sus anfitriones, los jeques.

 

 

Pocas cosas menos estilosas puede haber que un hombre desnudo en calcetines. Hemos arrinconado a esta prenda al fondo del cajón, a la zona oculta de la casa, tal se tratara del hermano innombrable que nadie quiere recordar. Pero ahí están haciéndonos compañía, dándonos calor en el duro invierno, protegiéndonos del sudor en verano.

Es al llegar el verano cuando decididamente lanzamos el calcetín a algún agujero oscuro de la casa, tratando de esta manera esconderlo de nuestra presencia. Pero irremediablemente volvemos a él. El calor del verano nos hace sudar los pies y las rozaduras de los zapatos en contacto directo con la piel nos recordará de nuevo a nuestra fiel prenda, los calcetines.

Por ello he decidido que el día del padre el regalo será diferente, será original, serán calcetines.

Mi padre se merece algo más que la clásica corbata, esta sí que tiene un lugar preeminente en el armario, o la tradicional botella de vino, que se beben los amigotes.

El regalo para mi padre será de los que le hagan sentirse como un dandi, tanto si lleva mocasines, como si lleva zapatillas. Sí, mi padre se ha comprado unas Kawasaki, él que  hasta hace un mes pensaba que Kawasaki además de una marca de motos, era una isla de Japón.

Basta ya de regalos grises, basta ya de regalos que igual pueden ser para tú padre o para el vecino del sexto. Se acabaron los regalos sin riesgo, se acabaron los regalos monótonos o absurdos. Sí,  absurdos, esos regalos que tu padre tras recibirlos y darte un afectuoso beso, los coge, se levanta sin rumbo de la mesa y con el objeto en la mano se pregunta  “ ¿qué hago yo con esto, donde lo pongo?”.

Quiero que este año mi padre cuando abra el regalo, vea algo que le haga exclamar, que le entren ganas de probarlo, que le haga pensar con qué lo va a combinar.

Y que esa noche cuando se vaya a la cama, en el suspiro de tiempo que pasa entre que se desnuda y se pone el pijama, en ese preciso instante en el que de refilón se vea en el espejo totalmente desnudo, sólo con unos calcetines en los pies, no rehúya como siempre la vista que el espejo le devuelve. Se dé media vuelta, se mire de frente y piense que es el padre más afortunado del mundo, porque le han regalado lo mejor.

El confort y la elegancia para sus pies.

Español

Viste a la moda

Mié, 02/01/2012 - 18:46 -- admin

Uno de los complementos al que menor atención prestamos a la hora de escoger nuestra vestimenta son sin duda los calcetines.

El calcetín es el gran olvidado de la moda y del vestir. La inmensa mayoría es de la opinión de que eligiendo unos calcetines negros es imposible fallar. Y nada más lejos de la realidad.
Si a la hora de escoger una corbata o unos gemelos tenemos muy en cuenta que camisa nos vamos a poner, igual de importante es pensar que calcetines vamos a vestir.

 

 

 

Existen varias normas básicas a la hora de seleccionar el color de nuestros calcetines. Y todas tienen un denominador común, huir del clásico calcetín negro.

Por un lado encontramos aquellos que aconsejan escoger el tono de los calcetines atendiendo al color de los zapatos, de forma que el calcetín sea una prolongación del zapato. De esta tendencia se ha abusado en exceso, y como en la mayoría de los casos el hombre utiliza zapatos negros, hemos terminado convirtiendo nuestros  armarios en inmensos cementerios de calcetines de luto.

Otros son partidarios de elegir el color de los calcetines atendiendo al tono de los pantalones prolongando los colores de forma que se estiliza más el pantalón. Esta sensación es incluso más acentuada a la hora de sentarnos ya que es entonces cuando se muestra la mayor parte del calcetín. Si no encontramos el mismo tono de color, debemos decantarnos por los calcetines que, siendo del mismo color, sean algo más oscuros que los pantalones ya que el salto visual es menor que el que se produciría al escoger una tonalidad más clara.

Pero si lo que de verdad queremos es dar un toque de distinción al vestir, los calcetines son la prenda adecuada para echarnos una mano.

 

 

 

Una bonita forma de combinar nuestros calcetines marcando una pauta en nuestro vestir es elegir para éstos el mismo tono y a ser posible un patrón parecido al de nuestra corbata. Esta combinación no pasará desapercibida a nadie de nuestro alrededor y qué duda cabe que imprimirá un toque de distinción a nuestro conjunto final.

A partir de aquí sólo el gusto y el estilo de cada uno de nosotros pondrá límite a la elección tanto de los colores como de los tejidos. Por ejemplo, una opción algo “agresiva” pero sin lugar a dudas muy sugestiva es la de un traje azul marino con un  con unos calcetines de color rojo, caperucita encarnada y corbata del mismo color.

Otra tendencia es escoger el color del calcetín en función del color de nuestra camisa o camiseta, dándonos un look muy cool.

Opciones para ofrecer un look diferente a un precio económico están a nuestro alcance, sólo hay que pensar con la cabeza lo que queremos para nuestros pies.

Si quiere saber más en el rincón del aristócrata.

 

 

Español

UN REGALO DIFERENTE

Vie, 01/27/2012 - 11:28 -- admin

Un regalo diferente, esto es Calcetown. Cansados de hacernos siempre la misma pregunta cuando llega un aniversario, fecha señalada o simplemente ese día especial en el que nos gustaría regalar algo distinto y distinguido,

caperucita encarnada

los calcetines Calcetown, llegan al cliente en un envoltorio especial. Especial porque han sido cuidados con finas líneas del diseño, líneas rectas, ligeras, dando como resultado una caja-regalo, que a la vez es protectora de los calcetines, elegante y funcional.

Presentada en color blanco, pureza de lo original, al recibir la caja de calcetines Calcetown, inmediatamente comprenderemos que lo que albergan dentro es algo fresco, distinto, no pueden ser calcetines. Calcetown, no son sólo calcetines, Calcetown es la pureza, el confort y la comodidad de nuestros pies.

 

Regala Calcetown, los pies de tu ser querido lo agradecerán.

Español

¿QUÉ ES CALCETOWN?

Mié, 01/25/2012 - 17:54 -- admin

Los calcetines Calcetown son algo más que un calcetín que se coloca en nuestros pies.
Calcetown es la comodidad, el diseño y la elegancia para los pies de la gente selecta e incorformista, para la gente que quiere sentirse desde la cabeza a los pies a gusto consigo mismo.

¿Pero como conseguimos que Calcetown sea el calcetín elegido por la gente que sabe y conoce el calcetín?. Siguiendo un estricto proceso desde el diseño hasta que el calcetín llega a sus pies.

Fabricación:

  • Fabricamos el calcetín con el mejor hilo, el italiano, el cual es peinado, gaseado y mercerizado. Estos procesos consiguen, partiendo siempre del mejor algodón, un hilo cómodo, transpirable y confortable y que una vez lavado no presenta esas bolitas desagradables que presentan la mayoría de calcetines. Además este hilo tiene la propiedad de conseguir colores vivos y brillantes, conservando su color a pesar de que se lave una y otra vez.

I+D+i:

  • Para conseguir el mejor hilo, hemos llevado a cabo una ardua selección de hilos y los hemos sometido a la mejor tecnología existente, obligándonos a invertir decididamente por el I+D+i.
  • El calcetín resultante está remellado punto por punto. El remellado es el proceso mediante el cual la punta del calcetín es cosida al mismo. Este remellado se hace punto por punto en máquinas especialmente diseñadas para ello, de esta manera conseguimos evitar las típicas rozaduras en el pie que producen la mayoría de calcetines existentes en el mercado.

100% Made in Spain:

  • ¿Por qué 100% Made In Spain, y no en Made in China o Singapur?
    Porque tenemos el mejor diseño y la mejor tecnología que posiblemente exista actualmente y ello nos proporciona un valor añadido.

    Porque si fabricamos en China o Singapur nos ahorraríamos unos céntimos en la fabricación, pero ¿ dónde está el compromiso con la sociedad y con el planeta en el que vivimos?, fabricar en Asia significa cientos de transportes, envíos, reenvíos, etc, es decir, emisiones de CO2 a la atmósfera, contaminación, polución, empobrecimiento del planeta. Tenemos un compromiso social con el planeta.
    Creemos que un mundo mejor es posible y queremos empezar desde abajo,.. desde los pies. Bienvenidos al mundo, bienvenidos a Calcetown.

Español

Páginas

Subscribe to RSS - Artículos